miércoles, 3 de junio de 2015

La mutilación genital femenina

Una de las prácticas más inútiles y que realmente no aporta nada ni a la mujer ni a los hombres, es sin duda, la mutilación genital femenina, entendida como tal al procedimiento que supone seccionar, parcial o totalmente los genitales externos femeninos o bien lesionar los genitales por motivos que no son médicos.

Esta práctica era muy utilizada hace ya muchos años. Aún se pueden encontrar algunas culturas que
se lo hacen a las mujeres pero cada vez se da menos (aun así, sigue dándose).

Internacionalmente podemos decir que la mutilación genital femenina es en realidad una violación de los derechos humanos tanto de las mujeres como de los niños y una forma de discriminación a las mujeres ya que los hombres no suelen pasar por esto.

Formas de mutilación genital femenina

Existen cuatro tipo de mutilación genital femenina actualmente que son:
  • Clitoridectomía, es decir, la resección, total o parcial, del clítoris o, en algunos casos, del prepucio (la piel que rodea al clítoris).
  • Excisión. Es la resección, total o parcial, tanto del clítoris como de los labios menores pudiendo darse el caso de que también haya una excisión de los labios mayores.
  • Infibulación. Es el estrechamiento de la abertura vaginal creando una especie de sello y recolocando los labios menores y mayores además del clítoris que, en algunos casos, se secciona.
  • Otros métodos, como son perforaciones, incisiones, cauterizaciones, raspados, etc.

¿Por qué se realiza la mutilación genital femenina?

En realidad no hay un motivo que pueda explicar el porqué de esta práctica tan poco común y muy dolorosa. De hecho, no aporta ningún beneficio a la mujer en su salud, al contrario, la está dejando más perjudicada pudiendo encontrar dolor o infecciones que pueden ser graves. De hecho, entre las consecuencias que se dan ante una mutilación genital femenina están:
  • Esterilidad.
  • Probelmas en el parto.
  • Quistes.
  • Infecciones recurrentes.
  • Nuevas intervenciones que pueden dejar mucho peor la zona con riesgos adheridos a esas operaciones.

Aunque hemos comentado que es una practica que ahora no se hace tanto, lo cierto es que, en el mundo, hay 140 millones de mujeres y niñas que sufren las consecuencias tras haber pasado por una mutilación genital femenina. 

En África, son 92 millones con lo que resta hasta 140 millones se han dado en otros países de Asia y Oriente Medio, una práctica que debería acabar de una vez.

Causas culturales, religiosas y sociales de la mutilación genital femenina

Antes te comentábamos que, la mutilación genital femenina, tiene un enfoque cultural porque va inherente a cada cultura que se tenga en una tribu o en un país concreto. Por eso, se puede decir que la mutilación genital femenina es en realidad una mezcla de esa cultura, religión y causas sociales que puede haber donde se viva.
De hecho, aquellos que creen en la mutilación genital femenina dicen:
  • Que se practica porque es necesaria para criar bien a las niñas y prepararlas para la vida adulta y el matrimonio.
  • Sirve para hacer que la niña entienda un buen comportamiento sexual, es decir, que no sienta deseo por tocarse o que no experimente las sensaciones de placer. De hecho, muchos hablan de que la mutilación genital femenina disminuye la libido en la mujer ayudando a resistirse a “actos sexuales ilícitos”. El problema es que, si se realiza un sellado, por ejemplo, para después mantener su vida conyugal necesita volver a someterse a una dolorosa operación para reabrir la vagina.
  • Se trata de una tradición que se lleva haciendo durante generaciones hasta el punto de que, si no la realizas, puedes llegar a ser considerado un paria  en tu ciudad o en el barrio.

Como ves, son muchas las razones que se dan pero hasta la Organización Mundial de la Salud está en contra de esta práctica como así abogó ya en 2008 con una declaración conjunta con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y de nuevo en 2010 con otras organizaciones.

Desde el 2007 está luchando para abolir esta práctica que no sirve de nada y solo degrada a la niña y a la mujer discriminándola como si no tuviera derecho a sentir o hacer lo que quisiera con su cuerpo.


¿Qué piensas tú? ¿Crees que es una práctica que debería mantenerse o hemos evolucionado lo suficiente como para olvidarnos de tradiciones que no nos llevan a nada y solo nos hacen parecer salvajes?

0 comentarios:

Sex Shop Dolce Love

Buscar este blog...

Síguenos

Seguidores

Blogs Amigos

  • PERFECTA A LA MAÑANA SIGUIENTE - Uno de los momentos más incómodos al principio de la relación, es la primera “mañana después”. Le hayas conocido la noche anterior, o en el trabajo, o en...
    Hace 2 años

Sobre Mi

Mi foto
Beguan Distribuciones SLU
Ver todo mi perfil
Con la tecnología de Blogger.