miércoles, 5 de agosto de 2015

Mejores técnicas sexuales para la obesidad

Seguro que te pasa como a muchos, que piensan que las personas que tienen kilos de más deben tener muchas dificultades para practicar sexo con las parejas y que éste, bien es inútil, bien imposible. Es algo que se piensa pero, ¿en realidad es así? Lo sentimos, pero no.

La obesidad, aunque es un problema que habría que solucionar debido a los múltiples problemas de salud que se tienen, no tiene nada que ver con el sexo y, si bien es verdad que se podría disfrutar mucho
más estando delgado, eso no quiere decir que, con unos kilos de más, vayas a disfrutar menos. De hecho, lo más normal es que disfrutes lo mismo, sobre todo si usas técnicas sexuales para la obesidad.

Mejores técnicas sexuales para la obesidad

En el mundo real, el sexo es más probable que se vea imposible cuando se piensa solo en el físico. El miedo al rechazo, miedo a no cumplir con las expectativas de la pareja, y el miedo de no ser capaz de realizar algunas posturas son algunas de las barreras emocionales más comunes a la relación sexual. Algunas personas disfuncionales albergan sentimientos de culpa sobre sus necesidades sexuales, o carecen de la habilidad o el deseo de estimular a su pareja. Incluso la ansiedad leve puede impedir o desactivar el funcionamiento sexual.

Sin embargo, esperamos ayudarte con algunas de las técnicas sexuales para la obesidad que te permitan disfrutar plenamente sin preocuparte de esos kilos de más.

Técnicas sexuales para la obesidad: El misionero

Son muchos los médicos que opinan que, si el hombre es el que tiene obesidad, es difícil que pueda realizar este tipo de posición porque no será capaz de llegar y, en el caso de la mujer, si la obesidad está marcada en los muslos, la cintura pélvica y el abdomen, las relaciones en esta postura es posible que no tengan una satisfacción por parte de ellos.

Sin embargo, algunas personas con expereincia práctica dicen que no es así y que lo cierto es que sí que se puede utilizar esta técnica sexual para la obesidad. Solo que hay que variarla un poquito.

Si es la mujer la que tiene obesidad se recomienda que las piernas estén flexionadas y los muslos abiertos lo más posible. Las rodillas deben estar dobladas de tal manera que se exponga la vulva y la vagina. Si hay barriga, se puede levantar la región pública con cojines o con las propias manos para ayudar al hombre a la penetración. Eso sí, solo una almohada o cojín, lo suficiente para favorecer la entrada pero poniendo más es posible que se dificulte.

En el caso del hombre, puede utilizar su peso para conseguir una presión erótica en el cuerpo de la mujer.
Técnicas sexuales para la obesidad: Dominación femenina

Esta posición es muy recomendable,  para los hombres que estén muy gorditos o bien para las mujeres que tengan ese problema y no puedan tolerar tanto otro tipo de posturas. Esta posición te da muchas ventajas como el permitirte tocar, acariciar, y disfrutar de casi todo el cuerpo.

Existen varias variantes que puedes probar:

Mujer hacia atrás y hombre delante. Se utiliza cuando los dos son gorditos y tienen mucha barriga ambos. Se puede hacer que la mujer se ponga de espaldas al hombre, mirando a los pies. De esa manera los abdómenes no entran en contacto ni dificultan la relación sexual de la pareja.

El estilo perrito es otra de las posiciones que se puede utilizar y además es de las más habituales. La mujer debe arrodillarse sobre la cama con las piernas algo separadas y bajar el pecho para que el trasero se eleve. Él, por detrás, y sosteniendo la barriga en caso de que la haya, podrá insertar el pene de forma mucho más fácil y, al mismo tiempo, apartar la barriga que tiene.

Posición del sim

Esta posición, nombre de un famoso cirujano-ginecólogo, está recomendada para casos en los que la mujer es obesa y el hombre no lo es. Se trata de que la mujer se acueste de lado levantando una de las piernas y consiguiendo un mejor acceso por parte de su pareja que la penetrará por detrás. A veces es necesario el uso de almohadas en las rodillas, por ejemplo, pero esto dependerá de cada persona.

Como ves, hay muchas técnicas sexuales para la obesidad y otras muchas que podéis descubrir en pareja ya que cada uno puede encontrar más placer en una posición o en otra. Pero, lo que está claro, es que estar obeso no es no tener sexo.

0 comentarios:

Sex Shop Dolce Love

Buscar este blog...

Síguenos

Seguidores

Blogs Amigos

  • PERFECTA A LA MAÑANA SIGUIENTE - Uno de los momentos más incómodos al principio de la relación, es la primera “mañana después”. Le hayas conocido la noche anterior, o en el trabajo, o en...
    Hace 2 años

Sobre Mi

Mi foto
Beguan Distribuciones SLU
Ver todo mi perfil
Con la tecnología de Blogger.